miércoles, 18 de enero de 2012

Presidente Fernández inaugura túnel hacia la UASD con inversión de US$50 millones






Santo Domingo, Rep. Dominicana.-El presidente Leonel Fernández inauguró este miércoles el túnel que comunica la avenida Ortega y Gasset con la avenida José Contreras y la calle Santo Tomás de Aquino, próximo a  la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el cual tuvo un costo de 50 millones de dólares, y permitirá que unos 15 mil vehículos acorten a diario el tiempo de viaje en dirección Norte-Sur en pleno centro de la capital.

Acompañaron al Mandatario, la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández, el ministro de Obras Públicas, Víctor Días Rúa; el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, entre otros funcionarios y personalidades.

La ceremonia fue muy concurrida y emotiva. La bendición de la obra la realizó el sacerdote Alejandro Cabrera, de la parroquia Santa Ana.

Las palabras centrales del acto las pronunció Díaz Rúa, quien dijo que el túnel viene a resolver un problema que durante años atormentó a los moradores del residencial El Vergel, quienes temieron que para continuar la avenida Ortega y Gasset expropiarían muchas de las edificaciones de ese sector, creando incertidumbre entre los moradores de la zona.

El funcionario explicó que la obra constituye un hito en la ingeniería vial de la ciudad y del país.  

Agregó que el túnel servirá para descongestionar los flujos de vehículos que se aglomeran en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez. Recordó que esta obra, que forma parte del Corredor Duarte, fue iniciada por el presidente Leonel Fernández el 12 de junio de 2009.

Para la construcción del túnel se utilizó un método de excavación austriaco.

Tiene una longitud de 1.3 kilómetros, dos carriles con un ancho de 3.65 metros cada uno.

La velocidad de diseño del viaducto, que comunica la avenida  Ortega y Gasset con la avenida Santo Tomas de Aquino, es de 50 kilómetros por hora.

En las franjas laterales y el techo se colocaron revestimientos de aluminio, como obra de arte al viaducto.

Para la iluminación cuenta con luminarias de vapor, un sistema color blanco metálico de 200 a 400 watts de la marca Philips, y que la distancia entre cada una varía de acuerdo al área en que está instalada.

Mientras que para la vigilancia, desde un centro de control, se  instalaron 13 cámaras de video, además de ventiladores y sensores de humo, los cuales están conectados a una central ubicada en la  avenida 27 de Febrero.

La estructura tiene un techo cubierto con vigas premoldadas complementadas con losa vaciada.

Las losas son de hormigón armado, y la armadura de refuerzo es de acero.

El túnel es el primero en su categoría en República Dominicana, con una profundidad que sobrepasa los 25 metros por debajo de los edificios y construcciones existentes entre las avenidas 27 de Febrero, México, Pedro Henríquez Ureña, César Nicolás Penson, Bolívar y José Contreras.

La obra es la séptima entregada como parte del Corredor Duarte, por lo que sólo faltarán por concluir dos de los componentes que son los elevados de las intersecciones de Manoguayabo y Monumental con Autopista Duarte, las cuales serán concluidas y puesta al servicio de la población dentro del primer cuatrimestre del año en curso.

La construcción estuvo bajo la dirección de la empresa Norberto Odebrecht, la que utilizó más del 90 por ciento de la mano de obra dominicana.

A la inauguración de la infraestructura también asistieron los ministros de la Presidencia, César Pina Toribio; Administrativo de la Presidencia, Luis Manuel Bonetti; de la Mujer, Alejandrina Germán; y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo.

Además, el Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Abel Rodríguez del Orbe; el director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), Diandino Peña; el asesor del Poder Ejecutivo en Asuntos de Narcotráfico, Marino Vinicio (Vincho) Castillo; el rector de la UASD, Mateo Aquino Febrillet, y los empresarios Manuel Estrella y Luis Sergio Cesta.

TRABAJOS

La empresa constructora realizó los trabajos de excavación de manera cuidadosa, debido a que hay poca cobertura de roca encima del túnel, esto obligó a trabajar de forma lenta, pero garantizando la seguridad.

El método austriaco es una forma de excavación completamente subterránea que permite minimizar todas las interferencias de la superficie.

Para los trabajos de excavación se utilizaron fresadoras de 60 toneladas en dos frentes para agilizar la construcción. 

La obra de excavación tuvo un avance mensual de 150 metros entre los dos portales.

Según los técnicos de la empresa constructora, este tipo de obra reduce al mínimo los daños al medio ambiente.

Para la construcción de este viaducto se establecieron dos frentes de trabajo.

El  primero desde la intersección de la avenida Ortega y Gasset con avenida 27 de Febrero (Portal Norte) hacia la UASD, y el segundo desde la calle Santo Tomás de Aquino con la avenida José Contreras en la Zona Universitaria (Portal Sur) hacia la avenida Ortega y Gasset.

El túnel hacia la UASD proveerá una nueva conexión vial en el sentido Norte-Sur, partiendo desde la esquina formada por las avenidas 27 de Febrero con Ortega y Gasset, llegando a la intersección de la avenida José Contreras con la calle Santo Tomás de Aquino.

El viaducto fue concluido dentro del tiempo establecido en el contrato y el cronograma de trabajo.

PROYECTO

El proyecto Corredor Duarte reviste gran importancia para el desarrollo vial del país, porque representa ahorro de tiempo y de costos de operación a los usuarios que se desplazan por las distintas estructuras. 

Se estima que el retorno de la inversión en este proyecto será de  seis años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario