sábado, 23 de julio de 2011

Al menos 92 muertos en atentados en Noruega





Un total de 92 personas murieron en los dos atentados perpetrados el viernes en Oslo y en una isla situada a unos 40 km de la capital noruega, según un balance revisado al alza anunciado el sábado por la policía noruega.



Según datos aún provisionales, 85 personas murieron en un tiroteo en la isla de Utoya y otras siete en la explosión de una bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo, declaró a la AFP una responsable de la policía, Carol Sandbye.



El balance precedente era de 91 muertos, 84 de ellos en la isla de Utoya.

La policía ha confirmado esta madrugada que la matanza en la isla de Utoya ha sido de “dimensiones catastróficas” con más de 85 fallecidos y otros muchos heridos.

A este nuevo balance hay que sumar las siete víctimas resultado de la explosión de una bomba en el centro de la capital, Oslo, producida ayer a las tres y media de la tarde.

Poco tiempo después, cuando los vecinos de la capital noruega observaban atónitos los efectos del estallido, un hombre disfrazado de policía acribilló al menos a 85 jóvenes en la pequeña isla de Utoya.

En un primer momento, y durante varias horas, el balance del tiroteo fue de 10 víctimas.

El hombre, ya detenido, abrió fuego indiscriminadamente contra los 600 asistentes a un acto del gubernamental Partido Laborista (DNA) que se celebraba en un campamento juvenil a 40 kilómetros de la capital.

La policía ha detenido a un hombre de nacionalidad noruega. El presunto autor del atentado y del tiroteo en la isla de Utoya sería un hombre de 32 años de nombre Anders Behring Breivik, según recoge la televisión noruega TV2, que no cita sus fuentes.

“El balance actualizado que estamos manejando se sitúa en 80 fallecidos”, ha dicho el director de la policía Oystein Maeland en una rueda de prensa sobre las cuatro de la madrugada.

Stoltenberg, el blanco

La explosión ocurrida en pleno corazón de la capital noruega, en un barrio donde se encuentra la oficina del primer ministro Jens Stoltenberg, que no estaba en ella en ese momento, fue causada por "una o dos bombas", afirmaron testigos a la policía.

El primer ministro noruego, que tenía previsto participar en el mitin laborista donde se produjo el tiroteo, hizo declaraciones a la prensa para mostrar que estaba sano y salvo tras el atentado y calificó la situación de "muy grave".

"La respuesta a la violencia es más democracia, más humanidad pero menos ingenuidad", dijo. "No nos destruirán. Somos una pequeña nación, pero una nación orgullosa. Nadie nos reducirá al silencio por las bombas. Nadie nos reducirá al silencio por las balas. Nadie impedirá a Noruega ser", agregó.

Al parecer es la primera vez que se comete un atentado con bomba en Noruega, país miembro de la OTAN implicado en las operaciones en Afganistán y Libia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario